Todos los derechos reservados © 2015

Positivo: Brillo personal, éxito. Acceso a lugares ejecutivos y de dirección. Generosidad. Autoridad natural y fuerza espiritual. Nobleza. Alegría de vivir. Buena salud.
Conviene aprovechar este momento mágico, un destino propicio, que sólo reserva agradables sorpresas, y atesorar todos sus dones: la serenidad, el bienestar, la seguridad, las conquistas, los progresos, el saber, en suma, un éxito perfecto y duradero.
Tiene de su parte la maravillosa capacidad de conformarse con lo que posee, y en esto se encierra el secreto de la felicidad que parece disfrutar día a día.

Negativo: Vanidad y egoísmo. Orgullo, retrasos en situaciones esperadas y dadas por hechas. Frustraciones de pareja. Expectativas brillantes que se demoran.
La negación de la carta transforma toda su positividad, donde había claridad ahora se encuentra la oscuridad, y donde había concordia, disputas e incomprensiones. La generosidad se transforma en egoísmo, la alegría de vivir en inquietud pesimista.

Planeta: El Sol.
Signo: Leo.
Color: Amarillo dorado.
Parte del cuerpo: Corazón, columna vertebral, ojo derecho del hombre y izquierdo de la mujer.

Deja que te admiren por lo que eres y no por lo que tienes.

El Sol XIX